Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


 

 

Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 2 2257452 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico asigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo

 

 

¡Ahora digital!

El gran libro del desnudo ecuatoriano

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quito y Cádiz,    Mejía y las dos constituciones

Charla en el Congreso por el Bicentenario

de la Constitución de Quito, 14 de febrero 2012

 

Galería fotográfica

Análisis de la obra a cargo del Gral. Paco Moncayo Gallegos

Una voz para ayer y hoy Rodrigo Villacís Molina

Mejía ayer y hoy, Patricio Quevedo Terán.

 

De venta en

En Mr.Books (desde el 17 de marzo 2012) en Quito y Guayaquil.

Academia Nacional de Historia: Av. Seis de Diciembre No. 21-218 y Calle Vicente Ramón Roca

Librería Rayuela: Germán Alemán E12-62 y Juan Ramírez


In memoriam por Carlos Fuentes


El conocimiento fue siempre la pasión de Jorge Salvador Lara


 

La segunda edición, hállela en la Librería de la Casa de la Cultura, desde el 21 de marzo 2011.

A propósito del libro Manuela

Manuela en la Casa

Colección Bicentenario

 

De venta en la librería de la CCE y con el autor

 

Video y

Galería de fotos

 

Comentarios:

 Manuelita,nuevamente, por Rodrigo Villacís Molina

Simón Espinosa Cordero
Entrevista con Juana Neira en Radio Visión

Entrevista en Diario El Universo

La Manuela Sáenz de Hernán Rodríguez Castelo en un libro. Diario El Comercio

El libro 107 de Rodríguez Castelo

'No hay en la América Latina del siglo XIX mujer de la grandeza de Manuela Sáenz'

 


Dos nuevos libros

Análisis de las obras clásicas de la literatura infantil y juvenil

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro manual que da herramientas al maestro y maestra o promotor de lecturas que le permitan llegar al conocimiento y valoración e inteligencia de los textos destinados  a los niños, para generar las destrezas de análisis y crítica de esos textos.

Los cuentos más bellos del mundo

Edición: Universidad Técnica Particular de Loja. www.utpl.edu.ec

Libro en el que se hace el análisis de cinco cuentos para niños que pertenecen al patrimonio de la humanidad: Cenicienta o el zapatito de cristal, de Charles Perrault (1628-1703); Hansel y Gretel, de Jacob y Wilhelm Grimm (1785-1863/1786-1859); Bella y bestia, de Jeanne Marie Leprince de Beaumont (1711-1780); La Sirenita, de Hans Christian Andersen (1805-1875); y, El Príncipe Feliz, de Oscar Wilde (1854-1900).

 

IDIOMA Y ESTILO 2333
 

El Ministro de Educación no aspira bien
Por el momento no decimos nada sobre todas las aspiraciones reveladas por el Ministro de Educación, en entrevista de Educacción, el magnífico suplemento mensual especializado de "El Comercio" (de este mes de septiembre), que, lamentablemente, tiene más bien poco de entrevista, y largos párrafos en que el Ministro expone proyectos.
Pero hay en alguna de esas largas exposiciones algo grave.
En efecto, el Ministro ha dicho:
Para el próximo año ampliaremos el programa. Aspiramos tener al menos 10.000 cupos...
Y en español solo la aspiradora aspira sin preposición: aspira el polvo.
Quien habla buen español aspira a algo. (A no ser que aspire algún otro tipo de polvo...)

Seguir leyendo...


Nueva lectura:

4. LA VIA NOCTURNA por Nicolás Jiménez Mendoza

Quito, Ediciones Bernardo de Legarda, 2014. 490 pgs.

La vía nocturna  de Nicolás Jiménez Mendoza es una novela río, narrada desde un presente indeciso y tomando las aguas desde pocos años atrás, casi una década -"conservo una pequeña agenda del año 59, en la que he registrado el tedio vivido día a día"-, por José Elías Arcos (para la jorga "Pepelías"), de la pequeña burguesía del barrio de San Roque, que comenzó por lo ordinario -colegio, algo de universidad, el modesto empleo- pero dio con el camino de la noche, "que no es heroico -dice- sino salida de lo cotidiano". Y ese camino fue la bohemia. Mal vista por la "crema social", que sabía poco y quería saber menos de los bohemios. (Salvo casos como el de Jorge Carrera y otros "letrados" a los que encaramaban en puestos oficiales aun sabiendo que tenían vicios...). Tampoco los comunistas perdonaban al noctámbulo. El párrafo que comienza así ahonda, ya en mirada hacia todo lo vivido por "Pepelías", en cuanto la bohemia pudiese llegar a significar:

            Los comunistas, bien organizados y poderosos, tampoco perdonaban al noctámbulo su indiferencia por los objetivos revolucionarios y las luchas sociales. Lo condenaban por marginarse de lo diurno y tender a la decadencia, al oportunismo, al suicidio y a la promiscuidad. ¡Promiscuidad! Cómo me alegraba ser promiscuo, intenso y gozador. Por supuesto, nuestra condición  percibida por los del sano entendimiento, de izquierdas o derechas, parecía peligrosa y nociva, debía ser marginada y reprimida por el bien de la sociedad. Jamás se le podía ocurrir, a uno de esos moralistas, sospechar siquiera que la bohemia pudiera propiciar el crecimiento espiritual, producir catarsis  renovadoras e iniciaciones místicas. Para los buenos, no era por la bohemia en que militaba Dávila Andrade que existía su inmensa poesía. Creían, al contrario, que se había salvado una partecita de su obra por casualidad, mientras el autor desperdiciaba, emborrachándose, lo mejor de su talento. Seguir leyendo

Otras lecturas

1: La revista "Montaña"

2: "Leo" La revista de la Cámara Ecuatoriana del Libro, Núcleo Pichincha

3. Breviario de teatro para espectadores activos


 

¿Por qué no salió "Juyungo" en "Clásicos Ariel"?

En el centenario del recordado amigo

Sigue...

Vínculos :

Adalberto Ortiz por sí mismo[1]

 

Adalberto Ortiz[1]: Su biografía

 


Entrevista

Jorge Icaza[1]

por Hernán Rodríguez Castelo

Conversamos en el viejo local de la Biblioteca Nacional, a medio desmantelar. Jorge Icaza es el timonel de ese que él llama barco que se hunde. En la gran nave de la biblioteca, a la luz mortecina de la tarde, el vacío, el polvo, los paquetes ya hechos, las estanterías a medio vaciar son escenografía deprimente. La oficina del director es más alegre. Hay más luz y, sobre todo, está Icaza. Campechano, invencible, gran conversador en quien vive aún el galán joven que fuera por los años veinte.

-          ¡Qué hay, cholo!


[1]La entrevista es parte de la serie denominada “por sí mismo”; entrevistas realizadas por Rodríguez Castelo para la página cultural de El Tiempo 1969-1971. Sin grabaciones.

Sigue...


Todos los idioma y estilo

2331Entre el "en" y el "al"

2329: Cárcel para el doctor Jorge Núñez

2328: Unos "selfies" españolizados a tiempo

2327:  Humanismo

2326: Fascismo

2325:  No sé qué manía les ha cogido con el "se"

2324:  Cárcel de papel para el Sr. Ramiro González

2323:  Esas sutiles relaciones entre tiempos verbales

2322:  Otro ex- mal puesto y una consulta sobre ex-

2321:  Confusión lamentable

 

Carta abierta a César Montúfar

 

Apreciado intelectual y amigo:

            He leído con mucho interés, como leo todos sus artículos, el publicado en "El Comercio" el pasado día 28 de julio, con título "El complejo adánico", que comienza con la dura, pero exacta, afirmación "La revolución ciudadana se basa en muchas falacias".

            En la parte final aborda una de esas falacias, las que Ud. tan justamente califica, haciendo suya frase que confiesa no lo es, de "complejo adánico".

            Es, dice Ud., el que "tiñe cada pieza propagandística del Gobierno y del discurso oficial por el cual el Ecuador nació con Correa, se refundó con él". "El rescate de unos pocos íconos pasados -Bolívar, Alfaro-, solo sirve para insistir que todo antes de la revolución ciudadana estaba patas arriba, no servía, estaba mal hecho, mal organizado, y  si algo existía se debía rehacerlo desde cero".

            Seguramente, estimado amigo, Ud. escribió su artículo con la prisa que preside las tareas periodísticas. Si no,  habría construido "insistir en que todo". Y, para mi gusto, la tal "revolución ciudadana" debía ir entre comillas, porque nadie sabe realmente qué es.

            Y sigue: "Para el correísmo el pasado sencillamente no existe y si se lo nombra es para negarlo, para descalificarlo, hacer tabla rasa de él".

            He leído esto en vísperas de que aparezca un libro mío: "García Moreno".

            La lectura de ese meticuloso texto de mil páginas, que no da un solo paso sin asentar los pies en una roca firme de documento, mostrará toda la gratuidad de esta que Ud., con toda razón, incluye entre las falacias del régimen.

            Después de leer ese libro el lector se preguntará: ¿Hay algo de real importancia, realmente constructivo, que intenta trabajosamente el actual régimen, que no lo haya hecho ya García Moreno?

            El sí refundó un país que estaba, literalmente, al borde de su desaparición, fragmentado (había cuando ese hombre recio empuñó las riendas del poder cuatro gobiernos: Quito, Guayaquil, Cuenca y Loja), con tropas peruanas ocupando Guayaquil, sin moneda de curso nacional y con grandes zonas volviendo al trueque, sin carreteras, etc., etc., ¡cuánto hay que leer en esa biografía!

            ¿El señor Correa y sus asesores ignoran todo esto? ¿O pretenden esconderlo al país, porque, como Ud. dice, "esta negación total de la historia es muy útil, empero, para apuntalar de forma  incuestionable el papel trascendente del caudillo y disculpar sus defectos presentes"?

            Como un anticipo a la aparición de ese "García Moreno", el viernes 6 de agosto, día aniversario del asesinato de García Moreno, se realizará, en el auditorio de la restaurada casa de Academia Ecuatoriana de la Lengua (en la calle Cuenca, el borde de la plazoleta), un conversatorio, que iniciarán intervenciones de miembros de la Academia Nacional de Historia y  se abrirá luego a los presentes. Está Ud. cordialmente invitado a ese encuentro, que esperamos sea libre y crítico, como es la auténtica historia.


"EL OTOÑO DEL PATRIARCA"

en Quito[1]


Patricio Quevedo


Pedro Fermín Cevallos, el primer Director de la Academia Ecuatoriana, y su obra inicial de la tarea lexicográfica académica

 por Hernán Rodríguez Castelo

 Conferencia pronunciada en la Academia Ecuatoriana de la Lengua, con oportunidad de su reinstalación  en su antigua sede, restaurada, el viernes 18 de marzo de 2014 

Sigue...

 


Renuncia a la candidatura a la Academia Nacional de Historia del Ecuador y dos documentos más

Se ha querido hacer aparecer el gravísimo conflicto que mantiene dividida y desinstitucionalizada la Academia Nacional de Historia como una pugna entre dos candidatos, uno que se cree ganador y otro que no admite esa ganancia por el modo fraudulento como se la logró. Ante esto que, al menos por mi parte, carece del menor fundamento, aclaro públicamente lo siguiente:

            Acepté ser candidato a director de la Academia Nacional de Historia por pedido insistente de numerosos académicos. No tengo la menor ambición de dignidades, puestos o cargos. Veo en ello un sacrificio del más preciado bien de un escritor y trabajador intelectual que es su tiempo.

Seguir leyendo...

Carta con que se conmina al Dr. Juan Cordero, director de la Academia Nacional de Historia a dar paso a la única forma de solucionar la crisis y fractura en que está sumida la Academia.

RESPUESTA  A LOS COMPAÑEROS  ACADÉMICOS

Circular sobre el cisma e ilegalidades en la Academia Nacional de Historia


De la Confraternidad “Camilo Destruge”

Guayaquil, noviembre 22 del 2013

 

Doctor

Hernán Rodríguez Castelo

 

De  nuestras consideraciones:

En reunión sostenida con los Miembros de la Confraternidad “Camilo Destruge” hemos tomado la decisión de nombrarlo MIEMBRO de nuestra institución, en razón de su encomiable labor como investigador, promotor y difusor de nuestra historia.

El evento mediante el cual se les entregará el diploma y la medalla correspondiente, se llevará a cabo el día martes 10 de diciembre del 2013 en el Salón “Pedro Carbo” de la Biblioteca Municipal a las 17h30.

 

Atentamente,

Arq. MELVIN HOYOS GALARZA

PRESIDENTE

Ing. ALBERTO SÁNCHEZ VARAS

SECRETARIO

 

 


Mesa Directiva del Honoris Causa

 

UCE concedió Doctorado Honoris Causa a

Hernán Rodríguez Castelo

En reconocimiento a la valiosa trayectoria académica y artística de Hernán Rodríguez Castelo, quien ha desempeñado labores en diversas áreas como en el arte, la literatura, la comunicación y la historia, por más de 50 años; la Universidad Central del Ecuador (UCE), otorgó  un Doctorado Honoris Causa, el jueves 26 de julio.

El título Honoris Causa fue solicitado por la Facultad de Artes de la UCE y aprobado por unanimidad por el H. Consejo Académico y entregado por el rector, Dr. Édgar Samaniego Rojas.

Altísimo honor, por el donante : Discurso de agradecimiento en la entrega del Doctorado Honoris Causa por la Universidad Central del Ecuador.

Discurso de Doña Susana Cordero de Espinosa, Académica de la Lengua.

   


Bicentenario de Pedro Fermín Cevallos

       


De libros y gentes 

Sobre "El Principito"

 

 Sigue...

“El Principito”  de  Antoine de Saint-Exupéry,

por Hernán Rodríguez Castelo


Un centenario que importa: Jean-Jacques Rousseau

 

 

 Sigue...


En Cádiz, hace dos siglos brillaba...

Publicado el 16/Febrero/2012 | 00:06

Por: Simón Espinosa Cordero

simeco@hoy.com.ec

Oiga usté, don José, nadie iba a figurarse que a los 200 años cabales de promulgada la Constitución Política de Quito y primera de lo que hoy es la República del Ecuador, en la cual usted tanto tuvo que ver, su pensamiento, el suyo, don José Mejía del Valle Lequerica, iba a ser desvergonzadamente ultrajado, "sin querer queriendo", por un presidente del Ecuador a quien ya la Historia está colocando a la altura de Ignacio de Veintimilla, de "Ignacio de la Cuchilla", en cinismo, en determinado coraje y en maniática furia mesiánica. 
Sigue...

 

Las elecciones de la Academia Nacional de Historia

Por mi amor a la Academia Nacional de Historia y mi respeto a esa centenaria y nobilísima institución, de cuyo directorio  he sido parte por años y para la cual he realizado numerosas tareas, en especial dirigiendo por años su Boletín, habría guardado silencio sobre los bochornosos acontecimientos del martes 22 de octubre.

De Octavio Latorre

Documentos importantes

Carta con que se conmina al Dr. Juan Cordero, director de la Academia Nacional de Historia a dar paso a la única forma de solucionar la crisis y fractura en que está sumida la Academia.


 Hoy: Mejía 200 años


¡Salvemos San Francisco de los bárbaros!

 Al querido amigo e ilustre colega de la Academia Nacional de Historia, Sr. don Hugo Burgos.

He leído con la atención con que leo todos sus escritos el publicado hoy en "El Comercio" de Quito, con el título "Temblor en el "mercado de Catug Pata" "-

          Sigue...


Opinión

Sobre la excasa de la cultura

           

 Amigos que han conocido mi vinculación con la Casa de la Cultura desde los días de la Revolución Cultural y la vuelta a la presidencia de Casa de su fundador, Benjamín  Carrión, removido de esa presidencia por una dictadura, me preguntan qué opino acerca de lo que está pasando con la Casa de la Cultura. Uso para responderles esta vía que llega a muchísimos lectores y queda abierta para otros muchos más. Me fascina de ella lo libre y abierta que es.

       

Sigue...

 


Simón Espinosa Cordero en la Academia Ecuatoriana de la Lengua

 

 


 

Jacinto Cordero: candidato de la Academia de la Lengua el premio Reina Sofía de poesía iberoamericana

 

Iluminadas meditaciones del poeta

Sigue...


MOJIGANGA DEL REY DESNUDO (Llucho)

 

Ramiro Dávila

 

Introducción por Hernán Rodríguez Castelo

 

     De los alumnos  del "San Gabriel" que se formaron como escritores en la Academia Literaria -que, en rigor, eran dos, una de mayores y otra de menores- en esos años de oro para la literatura del colegio, que corrieron de 1969 a 1961, Ramiro Dávila luce algo peculiar: fue el único que echaría a caminar por las rutas del teatro.

 

Texto completo de la introducción

 

Texto completo de la obra de teatro

 


 

Un discurso de montaña a los 50 años de un rescate

 Sigue...


Cuanto le debió al señor Dickens un profesor de literatura

 

 

Capítulos 1 y 2

Me encuentro con Mr. Charles Dickens

 


Volver a la Portada

Un siglo de libros

un libro completo

Creación

Literatura infantil y juvenil

Historia de la literatura ecuatoriana

Crítica de arte


Contactos y correspondencia

Av. NNUU 120 y Amazonas, torre C del CCNU. Piso 12 Telf. 593 9 3348231 Quito-Ecuador

Enviar correo electrónico a sigridrodriguezc@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Hernán Rodríguez Castelo