Ponencia: iconografía de la naturaleza.

Propuesta de ponencia para el XXIV Coloquio Internacional del Instituto de Investigaciones Estéticas.

Para la mesa de trabajo III, subaspecto iconografía de la naturaleza.

La naturaleza en el arte de este siglo en una sociedad de bajo desarrollo industrial, que mantiene aún estrecho contacto con la naturaleza: el caso ecuatoriano.

El fenómeno de una fuerte ruralidad y su relación con la iconografía de la naturaleza en el arte ecuatoriano del siglo es una relación compleja hecha de rechazos y reclamos, de corrientes subterráneas y filtraciones. Parte de esos rechazos es el que hasta ahora no se lo haya abordado en un análisis más de propósito, y parece importante tentarlo.

El fenómeno ofrece varios aspectos que pueden constituir entradas hacia su inteligencia.

Primer aspecto: la marginalidad.

Ha sido básicamente una marginalidad del tráfico del arte -muestras, galerías, marchantes, concursos, crítica, textos escritos.

Consecuencia de esta marginalidad ha sido el que la iconografía de la naturaleza haya discurrido en gran parte lejos de la evolución del arte pictórico ecuatoriano -que ha avanzadodo más o menos en paralelo con el arte regional latinoamericano-. Casi sin evolución, se ha realizado en la mayor parte de la producción como un paisajismo sin pretensiones artísticas, rutinario, seudodecorativo.

Segundo aspecto: declinar y resurgir en novedad de la pintura de la naturaleza.

El paisaje -la manifestación icónica más directa de la naturaleza- declina con el advenimiento de la primera novedad formal impotante de la pintura ecuatoriana del siglo: el neoexpresionismo llamado “realismo social”, cuya gran preocupación es la denuncia de la condición del hombre de las clases campesina y proletaria.

Pero el campesino está inmerso en la naturaleza -una naturaleza que la alienación ha tornado dura, casi agobiante-, y por allí, dentro de la iconografía del “realismo social”, la naturaleza vuelve a ocupar un lugar privilegiado.

Lo hace, sin embargo, con otra manera de ser vista; es una imagen de la naturaleza filtrada por conceptos sociales y concepciones artísticas, que se manifiestan en rasgos estilísticos y nuevas maneras de significar.

Esto se produce a través de varios escalones, representados por grandes creadores de la plástica ecuatoriana:

  • la naturaleza como escenario duro, casi tremendo, del drama humano del oprimido: Diógenes Paredes, Eduardo Kingman;
  • la estilización formal y la musicalización cromática: Luis Moscoso;
  • la fuerza de lo telúrico: Oswaldo Guayasamin;
  • la naturaleza y el habitat humano: Gilberto Almeida;
  • lo sígnico de la naturaleza: Osvaldo Viteri;
  • la naturaleza en una cosmovisión de realismo maravilloso: Gonzalo Endara;
  • representación simbólica de elementos de la naturaleza: últimas manifestaciones;
  • el reclamo ecológico: conciencia de un nuevo sentido de la iconografía del arte en varios artistas.

Tercer aspecto: Nueva vigencia de la iconografía de la naturaleza en formas ingenuas o de simple realismo.

Al recuperarse la pintura de la naturaleza en los estratos prestigiosos de la creación artística, cobran nueva vigencia maneras de pintar la naturaleza desde un realismo sin pretensiones o de modo ingenuo.

La pintura seudoingenua de Gonzalo Endara origina un bullente conjunto de talleres donde se pinta la naturaleza de modo ingenuo.

Pintores populares de la naturaleza se ven frente a un horizonte de nuevas posibilidades.

Indígenas de Tigua multiplican sus tablas pintadas en que recogen imágenes de su hábitat, de su relación con la naturaleza, de su cosmovisión centrada en la naturaleza.

Artistas ingenuos de la selva muestran su mundo con un realismo detallista rico de vida: Piaguaje.

Cuarto aspecto: la naturaleza como elemento material de obra de arte.

             La naturaleza llega a la obra de arte como uno de sus elementos materiales: el soporte. Auge del papel artesanal, que transforma la naturaleza -decenas de hojas, tallos, raíces- en papel, que aporta a la obra de arte peculiares texturas y una entidad que trasluce la presencia de la naturaleza.

Conclusiones

  • Importancia de estos procesos.
  • Validez de la nueva pintura de la naturaleza para países donde la presencia de la naturaleza es fuerte.
  • Estupendas posibilidades para una nueva iconografía de la naturaleza.
  • Actualidad de mensajes centrados en la iconografía de la naturaleza.