Mae en embajada artística

La distinguida artista ecuatoriana Mae de la Torre ha sido invitada  a exponer en la ciudad de Rosario, Argentina, donde su obra y su magisterio han dejado muy buenos recuerdos y aun mejores amigos.

Acorde con el tema de esa exposición, que se anuncia como «Miradas y expresiones latinas sobre la problemática de género», las series en que ha agrupado su trabajo tienen como hilo conductor la mujer.

Una de esas series, titulada, precisamente, «Migrantes», aborda ese fenómeno lacerante para cientos de miles de marginados de América Latina que se echan a probar incierta suerte en países más prósperos -algunos que lo eran, o lo parecían-.  Y lo hace centrando su mirada de artista en la madre. Así, «La fuerza materna» sume la figura de la madre en juego de manchas recias, fuertemente matéricas y de enérgica imprimación, que crea ese clima duro, casi sombrío, en que las madres deben afrontar abandonos y penurias propias del migrante. Y «Entrega» logra que el tema sugiera por el logro magnífico del color.

Otra serie  aborda la relación de pareja en climas que van del idílico en que se anudaba en tiempos románticos al dramático, ensombrecido por lacerantes conflictos sociales, en que el amor florece en los nuestros.

Nada como mensaje desnudo o cartel vehemente: esas pequeñas grandes obras son libres como el arte y como el arte sutilmemte penetrantes.

Porque, salvo alguna excepción, los de estas Series de gran unidad formal, son pequeños formatos, óleos sobre papel, de vigorosa y libre imprimación, ricamente matéricos y de seguro y sabio manejo cromático.

Ese pequeño formato, debido a limitaciones de transporte, ha dotado a las obras de especial intensidad, que obliga al espectador a sumirse en tan breve espacio para ahondar en esos como estallidos de vida, y disfrutar de los poderes del arte para comunicar, emocionar y fascinar.