“El Principito” en escena

¡Que emocionante poder vivir en la escena la hermosa historia de El Principito! Ver y escuchar al pequeño príncipe y al piloto caído en el desierto, y participar, desde su comienzo, de esa tierna y cálida amistad.

Y también ver cómo cobran la vida del teatro las historias que el Principito cuenta a su amigo.

El libro, que ha cumplido sesenta y cuatro años sin perder nada de su emoción y hondura, se ha convertido en uno de los preferidos, no solo de niños y jóvenes, sino de cualquier lector en quien, como se leía en la dedicatoria, viviese el niño que fue y él siguiese siendo niño en lo más hondo de su corazón.

Pero ¿quién fue el autor de este pequeño libro que iba a llegar hasta los más apartados rincones del planeta? ¿Cuál fue su tiempo y su mundo? ¿Fue, en realidad, piloto de aviones y conoció lo que era caer en un desierto? ¿Qué otros libros escribió?

Cuando un libro nos emociona mucho o nos gusta especialmente, surge la curiosidad de conocer a su autor. Y, cuando un libro nos hace pensar, sentimos la necesidad de acercarnos al pensamiento de su autor.

La vida y la obra de Antoine de Saint-Exupery, escritor, aviador, aventurero, que vivió en una hora en que sobre el mundo se abatieron grandes tragedias y los espíritus más sensibles debieron enfrentar sombrías perplejidades y angustias, iluminará cuanto va a revivirse en la escena.

Y también resultará útil para aprovechar al máximo El Principito reflexionar sobre todo lo que el pequeño gran libro encierra.

Así que acudo a unos viejos apuntes, comenzados precisamente cuando leí por primera vez El Principito, para contar la historia de quien nos contó aquella hermosa historia.